Acoso Sexual en el Trabajo


Según el Departamento de Justicia Federal, cada día 50 personas son agredidas sexualmente o violadas en la jornada del trabajo y estamos seguras que este número es solamente una fracción de las personas realmente victimizadas. En adición, aunque las estadísticas varían mucho, entre 25% y 50% de trabajadoras (en todos trabajos, de todas razas) reportan de haber sido acosadas en el trabajo.


El acoso sexual pueda ocurrir a cualquier persona, no importa su sexo, edad, raza o puesto de trabajo. Es un tema de mucha importancia y demasiado común, pero también uno que les hace difícil a muchas mujeres hablar. Algunas temen que sus compañeras no entenderán, que les echaran la culpa de alguna forma u otra. Otras se preocupan de decir algo a sus esposos porque también pueden pensar que estén haciendo algo a propósito para llamar la atención o peor, que trataran de tomar justicia por su cuenta en contra del acosador.

¿Qué es el acoso sexual?


El acoso sexual se puede presentar en varias maneras. Puede ser:

• Avances sexuales

• Pedir favores sexuales

• Conducta física no querida

• Comentarios sexuales no queridos

• Hay dos tipos del acoso sexual:

• El acoso “quid pro quo” es cuando una persona pide favores sexuales a cambio de un beneficio en el trabajo, o con la amenaza de perder el trabajo si esta rechazado.

• El acoso “ambiente hostil” es cuando la conducta o comentario crea una situación muy incómodo para otras personas.


¿Cuáles son ejemplos de acoso sexual?


Acoso Verbal: piropos, comentarios despectivos, observaciones que le hacen sentir incomodo/a de manera sexual, apodos con sentido sexual, chistes sexuales, comentarios sexuales sobre el cuerpo o ropa, sonidos rudos, preguntas privadas sobre la vida sexual, u otra falta de respeto.


Acoso Físico: impedir u obstruir el movimiento, tocar de manera o lugar no apropiado, pellizcar, tocar su cuerpo ligeramente con el cuerpo de otra persona, violación, asalto, acoso visual, fotos sexuales, carteles sexuales, dibujos o caricaturas no apropiados, calendarios con fotos sexuales

¿Quién hace el acoso sexual? Es solo el patrón? No, el perpetrador del acoso sexual puede ser patrón, mayordomo, o trabajador. El patrón es responsable por la conducta de los mayordomos y jefes, si el patrón sabe de conducta mala de parte de trabajadores, él tiene que detenerla inmediatamente.


¿Qué hago si alguien me acosa sexualmente?


• Rechace el acostó en una manera seria. No sea chistoso/a y explique bien claro que el acto no es aceptable. Sea específico con el problema.


• Apunte notas del incidente en un cuaderno, con una descripción de lo que paso, quien lo hizo y quien fue testigo a la conducta


• Hable con un supervisor o jefe que no fue parte de la conducta sexual. Muchas compañías tienen una especialista de recursos humanos que debe ayudar con este problema.


¿Si me quejo, me pueden despedir?


No! Es ilegal a despedir una persona que hace una queja del acoso sexual. Si pierde su trabajo o recibe un descenso de puesto después de hacer una queja, hay que reportarlo inmediatamente. Para reportar un caso de abuso o para más información, puede llamar a CATA al 856-881-2507.

4 views0 comments